Excavaciones para piscinas

La excavación es la primera fase para la construcción de una piscina, de ella depende el éxito del resultado final. Se pueden hacer sobre todo tipo de terrenos, aunque hay algunos más adecuados que otros. Los mejores terrenos están compuestos por arcillas resistentes o rocas blandas. Los terrenos con rocas duras, son más difíciles de excavar pero tienen la ventaja de tener mejor base para la estructura. El terreno donde se vaya a realizar el hueco para la piscina influye de forma determinante en el precio final de la obra.

Antes de empezar con la excavación es conveniente observar el terreno, comprobar que no ha sido modificado (que no es relleno o tiene escombros), hacer alguna cata con una máquina excavadora para comprobar el tipo de terreno.

Otro punto importante a tener en cuenta sonlos accesos al lugar de la obra,sobre todo para que pasen los camiones y las máquinas.

Las máquinas que se suelen emplear son las retroexcavadoras, miniexcavadoras (dependiendo del tamaño de la piscina) y camiones para la carga del material sobrante. Este material debe ser gestionado adecuadamente, en nuestro caso es llevado a un lugar de acopio para su posterior reutilización, como material de relleno o tierra vegetal, dependiendo de sus características y composición.

Es una época propicia para empezar con este tipo de obras, ya que requieren de su tiempo y así se podrá disfrutar de este espacio en el verano.

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Más información