Prades MT arropa al centro juvenil “La Maranya” de Benicasim

Hoy en día muchas personas, colectivos y empresas alzan la voz, cada vez más fuerte, frente a la situación del cambio climático que sufrimos y proponen soluciones y medidas que bajen la presión al planeta en la explotación de sus recursos. Todos los ciudadanos tenemos mucho que decir y hacer en este aspecto.

El centro de cultura y juventud “La Maranya” de Benicasim cuenta con una larga andadura como espacio comunitario en el que se encuentran diferentes grupos de actividad, encaminados a mejorar el tiempo libre de la ciudadanía y ofrecer formación y ocio especialmente a la juventud local. En este centro se realizan diferentes actividades, como la música, el teatro, la educación en el tiempo libre, la ecología, el consumo responsable, el fomento del cooperativismo y el compromiso social.

Hace unos meses y consciente del creciente problema del cambio climático el equipo del centro juvenil emprendió el proyecto “La Maranya Sostenible”. Era imprescindible disponer de un sistema de calefacción en invierno y de climatización en verano que hiciera la experiencia de los participantes algo más agradable y que además no fuera contaminante y generara energía limpia. Se decidió instalar placas solares, un colector solar de aire para extraer de los despachos la humedad y bajar la sensación térmica de frialdad a la casa. Por último, se instalarían 3 radiadores de resistencia con los que se esperan dar temperatura suficiente a todas las salas.

Nuestra empresa está muy comprometida en temas medio ambientales y más aún si van de la mano de proyectos que mejoran el sistema de valores de la juventud. Nuestra sensibilidad con el medio ambiente nos ha llevado a participar de forma continua en proyectos que aporten valor y soluciones de sostenibilidad, por tal motivo hemos aportado nuestro granito de arena para hacer de este proyecto una realidad.

Nos sentimos completamente identificados y compartimos la visión con La Maranya. Estamos convencidos que hay que empezar a crear conciencia sostenible desde todos los aspectos, educativo, social, laboral y sobre todo desde una edad temprana, en las próximas generaciones que ahora están formándose. Para nosotros es un gusto y verdadero placer apoyar proyectos como este.

Con este proyecto se verán beneficiadas más de un centenar de personas asociadas a La Maranya y unas 700 personas beneficiarias de las iniciativas que ocurren en el centro.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúas utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Más información